lunes, 6 de marzo de 2017

Macarrones a la Napolitana


Hace muchos años, cuando vivía sola en Madrid y llegaba tarde de la Universidad, esta receta era una de mis favoritas.
Recuerdo que compraba una salsa napolitana ya hecha, a la que añadía un poquito de chorizo que previamente había frito y queso parmesano rallado y comida lista.

Hace cosa de medio año, me acordé de ello, y me puse a prepararla para mi niña. La salsa napolitana de bote la sustituí por mi tomate frito favorito (Helios con aceite de oliva) y desde entonces la he preparado unas cuantas veces.

Algunos de vosotros me habéis preguntado en Instagram como prepararlos... así que aquí va la receta.

Ingredientes:

Macarrones
Chorizo sarta para freír - yo siempre uso el de Atienza. Mi favorito y además de mi tierra.
Tomate frito Helios con aceite de oliva - es fantástico, no compro otro.
Queso parmesano recién rallado.

No os pongo cantidades, ya que nunca las he calculado... además si sobran, duran unos cuantos días perfectamente en un tupper en la nevera. El truco, no cocer la pasta en exceso. 

Yo tengo temporizador en la vitrocerámica, y no le añado ni un minuto más de los que indica el envase. Así siempre consigo que salga aldente. No aguanto la pasta pasada de cocción.


¿Cómo los hago?


En esta foto podéis ver el previo...
Para mí lo más importante es cortar las rodajas de chorizo finas, y ponerlas a freír en muy poco aceite y a fuego medio-bajo unos cinco minutos.
Retiro el exceso de grasa hasta dejarlo sin pizca de ella, y añado como 3/4 de bote de tomate.
Dejo que se cocine lentamente, y cuando ha reducido un poco, rallo queso parmesano y se lo añado, una cucharada más o menos. El queso ayuda a que se espese un poquito la salsa.

Mientras se hace la salsa, cuezo la pasta, la escurro, y le añado un chorrito de aceite de oliva y un poquito de orégano. La mantengo al calor, en la misma cacerola en la que la he cocido, pero a fuego mínimo, para que no se agarre.

En el momento en que la salsa está espesa, retiro del fuego, mezclo y a la mesa.

Buen apetito.