lunes, 30 de enero de 2017

Huevos Benedictine - La Odisea


Había oído hablar de ellos unas cuantas veces... y la casualidad hizo que en una de nuestras visitas al Tierra y Mar de Alcalá, estuvieran en el menú del día (ya os he hablado unas cuantas veces de este sitio, sobre todo en Instagram. Se trata de un restaurante con un menú del día de lujo, con una cocina creativa y una materia prima excelente, y al que nos encantar ir en cuanto tenemos un día libre entre semana.) Al probarlos, me quedé prendada de ellos... y me prometí a mí misma hacerlos...
Esto fue antes del verano, y aún volví a tener la suerte de probarlos también en verano de nuevo... y yo sin hacerlos.



Ayer domingo, y tras un sábado en la cama por culpa de la gripe me animé a cocinar y a prepararlos. La ocasión era perfecta, ya que el día de antes, habíamos comprado un cartón de huevos (30 ni más ni menos) en el almacén de mis amigos JuanFran y Mercedes.

Tenía mantequilla suficiente, huevos, bacon... y me fallaba el muffin o la tostada de pan (esto según la Wikipedia... pero lo solucioné con unos panecillos caseros de hamburguesa que tenía en el congelador) y por si no era suficiente, me leí un post genial de El Comidista en el que contaba la importancia de la química para conseguir hacer bien este plato.

Total, si es un plato que está en un menú del día, no puede ser tan difícil de hacer, ¿no?
Ay que equivocada estaba...
En primer lugar, opté por hacer la holandesa en la Thermomix (y fue un error tremendo, cuando yo siempre he hecho la de Arguiñano y me queda fantástica).
El segundo error fue no hacer los huevos en la Thermomix, como había hecho en otros platos y habían salido fantásticos.

Con respecto a la holandesa, ni si quiera me ligó, y tuve que tirarla para hacer la de Arguiñano, que se hace muy rápida y bien.
Con respecto a los huevos, no tengo termómetro, así que calculé la temperatura del agua a ojo... y se me eternizó la cosa tremendamente para conseguir hacer los 6 huevos.

Al final, los disfrutamos un montón y estaban bastante ricos... no como los del Tierra y Mar pero ricos.

La próxima vez que los haga... estas serán mis pautas:

1. Un sofrito de cebolla y bacon en tiras, para adornar por encima de la holandesa.
2. La salsa holandesa de Arguiñano, y justo antes de que terminen de hacerse los huevos.
3. Huevos a baja temperatura en la Thermomix, siguiendo las instrucciones de Directo al Paladar, y si no tengo tanto tiempo, entonces haré unos poché siguiendo las instrucciones de Velocidad Cuchara.

Yo creo que la fiebre del día anterior me dejó las neuronas más que tontas, porque de otra manera no me explico semejante odisea cuando lo podría haber hecho mucho más sencillo...

Si os animáis a prepararlos, espero vuestros comentarios y fotos en Instagram... ¡¡¡No os olvidéis etiquetarme!!! @CrisSebastian

Aquí os dejo la foto que hizo Cecilia antes de llevarlos a la mesa... ¡¡¡Mami están deliciosos!!! me dijo nada más probarlos :-)






No hay comentarios: