jueves, 7 de junio de 2007

Tostas de Mermelada de Tomate y Queso de Cabra Gratinado

Casi no me queda mermelada de tomate, y yo sin contaros como hacerla. Claro que hay otros, como mi Javivi, que ya se la han acabado.
Alejandro, la próxima es para ti. Lo prometo.
En la foto las tostas están hechas con pan de molde, pero lo mejor es hacerlas con pan fresco, sin duda alguna.
Primero os voy a contar como hacer la mermelada de tomate. Si tenéis thermomix, pues es bastante menos latoso, si no se tiene thermomix, pues hay que hacerla a la antigua usanza con más paciencia. Yo la hago a ojo, probando poco a poco. Eso sí, la experiencia me dice que hay que llevar mucho cuidado con los tomates.
La primera que hice para que la probaran mis chicas BenQ salió bastante peor por culpa de los tomates. No sabían a nada !!!!. Os recomiendo comprar Tomates Raf. Son más caros pero maduran muy bien y mantienen todo el sabor. Los que vienen en rama tampoco van mal, pero no es lo mismo.
Ingredientes para la mermelada de tomate:
1 Kg. de tomates muy maduros.
1/2 Kg. de azúcar.
Zumo de 1/2 limón (opcional).
Normalmente, para las mermeladas se utiliza la misma cantidad de verdura/fruta que de azúcar, pero la de tomate es la excepción que confirma la regla.
Elaboración:
Los tomates suelen tener mucho agua, y además hay que pelarlos, para luego no encontrarnos trocitos de piel en la mermelada. Yo los coloco en la bandeja del horno y los pongo a potencia máxima unos 1o min. para que suelten el agua y porque se pelan mucho mejor que si los hervimos.
Una vez que están pelados, los tenemos que triturar. Si tienes thermomix, sigue las instrucciones de la mermelada de pimientos, por ejemplo, también para la cocción.
Si no la tienes, los trituras con la batidora, sin pasarse, para que no nos quede demasiado líquido.
En una cacerola, ponemos a cocer los tomates y añadimos el azúcar. Lo mezclamos muy bien y lo ponemos a cocer. Dependiendo de la calidad de los tomates, el tiempo de cocción varía. Probar de vez en cuando, para que no quede demasiado dulce. Cuando veáis que ha reducido más o menos a la mitad y ya no queda agua, dejad enfriar.
El zumo de limón se añade para que no se oxide. A mi no me gusta, y nunca lo echo, claro que también es verdad que nos comemos la mermelada muy rápido.
Una vez que esté bien fría la pasamos a frascos de cristal y la guardamos en la nevera.
Para las tostas:
En función de las personas, preparamos las rebanadas de pan. Se tuestan un poquito en el tostador y luego untamos la mermelada.
Encima de la mermelada colocamos las rodajas de queso de cabra y las ponemos a gratinar, bien en el micro si tenemos grill, bien en el horno.
Lo ideal es que el queso quede semifundido y dorado.
Las mermeladas de verduras son ideales como guarnición para los pescados, por ejemplo, y la de tomate va muy bien con la carne de cerdo, tipo solomillo.
Si os gusta la albahaca, podeis triturar junto con el tomate unas hojas de albahaca fresca, vereis que gusto le da.
También podeis utilizar la mermelada como aderezzo de ensaladas, pero esto os lo cuento en la próxima receta.

2 comentarios:

cannella dijo...

Estas tostas son ya un clásico de la cocina! Gracias por las dosis de esta mermelada, que también es una de mis favoritas. Besos

M João Oliveira dijo...

Hola,
Felicitaciones por la Web page
Vengo invitar vosotros a visitar mio website www.doce-design.com donde encontrarás muchas informaciones sobre workshops de pasteleria creativa
Te seré muy grata si lo puedes divulgar a tus amigos y contactos o en tu blog
Gracias
Maria João