lunes, 8 de junio de 2009

Risotto de Tomates Secos al Perfume de Laurel - versión Cris -

Cannella tiene en su blog un pdf con bastantes recetas de risotto. Ya sabéis que en nuestra casa el arroz es un plato que nos encanta, así que ayer domingo decidí probar a hacer este risotto.
Hice unas variaciones mínimas sobre la receta de Cannella, por ello he puesto lo de versión Cris. Decirle a Mónica que el resultado es espectacular y que me voy a animar a hacer el resto... así que a partir de ahora los domingos en vez de paella o arroz negro, ¡¡¡risotto!!!.
Ingredientes (para 2-3 personas):
200 gr. de Arroz Arborio.
1/2 cebolla.
3/4 l. de caldo de verduras - yo lo preparé con puerro, calabacín, cebolla, pimiento rojo, ajo y laurel.
1 Hoja de Laurel.
2 Cucharadas de Aceite de Oliva.
1 Cucharada de Mantequilla.
55 gr. de tomates secos.
1 Vaso de vino de vino blanco (Monte Ducay, que venden en Mercadona y que nos encanta el sabor que deja en el risotto).
Queso parmesano rallado y queso manchego en lonchas finas (2).
Elaboración:
Para hacer el caldo de verduras primero sofreí a fuego fuerte en la cacerola con una cucharada de aceite las verduras. Una vez sofritas añadí el agua y sal y dejé cocer lentamente sobre 1 h. aprox. Eché 1 litro de agua para que al reducir se me quedara en más o menos 3/4 de litro.
En una sartén honda y antiadherente, poner a calentar el aceite de oliva, la mantequilla y el aceite resultante de escurrir los tomates. En el aceite ya caliente sofreír muy lentamente la cebolla. Cuando estaba transparente, subir el fuego y añadir el arroz y la hoja de laurel, dejando que el arroz se tueste un poco. Con el fuego fuerte añadimos el vino y dejar que se evapore. Bajar el fuego y añadir los tomates secos y retirar la hoja de laurel.
La receta original lleva albahaca fresca, pero como yo no tenía, espolvoree una pizca de albahaca seca.
El caldo de verduras debe estar caliente todo el rato, por lo que conviene tenerlo a fuego mínimo e ir cogiendo cazos de caldo para añadirlos al risotto. El caldo hay que ir añadiéndolo poco a poco, dejando que el arroz absorba todo el caldo antes de añadir el siguiente cazo.
Para darle el punto al arroz, yo iba probando la textura del arroz, e iba añadiendo caldo hasta conseguir que el arroz quede blando pero sin pasarse. Añadí el queso parmesano rallado y el manchego.

2 comentarios:

cannella dijo...

Eh eh eh...ya sabes que esto engancha! Qué guapa estás de perfil en el perfil ;-)))
Un besote,
Monica

mara dijo...

buenisimo cristina me gusta tu blog puse el enlace en el mio ok