jueves, 12 de abril de 2007

Pimientos del Piquillo rellenos de Setas y Gambas

Estos pimientos son ideales como entrante y también como primer plato. Mi madre, en vez de ponerlos en crudo, los reboza en harina y huevo, y los fríe. Después les añade la salsa. Este es un plato que lleva algo más de trabajo que otros del blog, ya que hay que preparar el relleno, la salsa, y luego tener un poquito de paciencia a la hora de rellenarlos.
Ingredientes: (4-6 personas)
1 Bote de Pimientos del Piquillo 1 Paquete de Setas Congeladas (las de Mercadona son geniales). También podéis usar las que vienen en conserva, pero el sabor no es igual. 1/4 kg. de Gambas Arroceras Frescas. 4 Cucharadas de harina. 1/4 l. de leche (aprox.) 1 Brik de nata liquida (pequeño) 1/2 Cebolla. 1 Diente de Ajo. Aceite de Oliva Virgen.
Elaboración:
Abrir la lata de pimientos, y poner a escurrir en un colador más o menos la mitad de la lata. Lo primero que vamos a preparar es el relleno. Para ello, ponemos a calentar en una sartén antiadherente un par de cucharadas de aceite, y cuando esté caliente, añadimos el diente de ajo picado en el mortero. Añadimos las setas, si son congeladas, tenemos que cocinarlas hasta que suelten todo el agua. Mientras, pelamos las gambas, y reservamos las cáscaras. Una vez que las setas han soltado el agua, separamos un par de cucharadas de gambas y al resto le añadimos las gambas y las sazonamos con sal.
Cuando las gambas estén hechas, añadimos la harina, y mezclamos bien. Calentamos la leche en el microondas, y vamos añadiendo poco a poco a la sartén, para hacer una especie de bechamel. La idea es que quede un relleno denso, tipo croquetas, pero que no sepa a harina. Probar la mezcla, y si sabe a harina, añadir un poquito más de leche. Retirar del fuego y dejar enfriar.
Para la salsa:
En un cazo ponemos a cocer las cáscaras de las gambas con la nata, lentamente, para que la nata adquiera un tono anaranjado, y que tome todo el sabor de las gambas. Por otro lado, picamos la cebolla, y la sofreímos lentamente en una sartén con dos cucharadas de azúcar. Una vez que la cebolla esté transparente, añadimos 2 o 3 pimientos en tiras y seguimos sofriendo. Añadir una cucharada de harina, mezclar bien e ir añadiendo la nata, previamente colada. Reducir un poco, probar, y salpimentar al gusto. Pasar la salsa por la batidora, añadir las setas que habíamos reservado y cocer un poquito a fuego muy lento.
Rellenamos los pimientos con una cucharilla con cuidado de no romperlos. Salseamos el fondo de la fuente dónde vayamos a colocarlos, y luego los vamos colocando poco a poco. Terminamos el plato salseando por encima, calentar unos minutos en el micro, y a comer.